web analytics

Archive for Marzo, 2009

Parasitosis, señales de alarma

caniche2

Los parásitos, de los más diversos, están en el planeta desde tiempos inmemoriales. Conviven con el resto de los seres de manera cotidiana e incluso muchos de ellos viven dentro de nuestro organismo. Y por supuesto nuestras mascotas no son la excepción.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, debemos saber que existen ciertos tipos de parásitos que pueden resultar inocuos para la salud y otros que son perjudiciales.

Los dos grupos principales de parásitos podrían clasificarse en “internos” y “externos” y conocerlos nos ayudará a tomar las precauciones de cada caso para preservar a nuestro caniche de enfermedades bastante comunes que se encuadran dentro de las llamadas “parasitosis“.

Los parásitos internos pueden comprometer seriamente el aparato digestivo del perro, o su sistema respiratorio. Entre ellos una variedad peligrosa es la conocida como leishmaniosis que provoca una repentina disminución del peso, opacamiento en el pelaje y nariz seca. Algo que podría pasar como cuestiones sin importancia pueden ser también señales de una contaminación parasitaria interna. La leishmaniosis no se cura, pero detectada a tiempo puede ser controlada de por vida sin poner en riesgo la vida del animal. No se contagia a humanos.

En cuanto a los parásitos externos más conocidos son las pulgas, ácaros, garrapatas, hongos y otros. Los tratamientos adecuados son los que designará el veterinario en cada caso y su aplicación deberá realizarse con frecuencia para evitar un contagio masivo del animal.

En la actualidad la industria veterinaria ha desarrollado importantes avances en este sentido y lo más recomendable es realizar una desparasitación profesional cada 3 meses. Una consulta oportuna puede ser de vital importancia para que nuestro caniche se mantenga vital y saludable.

Etiquetas: , , , ,

Comments (2)

Origen y usos comunes de la raza

caniche11

Nadadores excepcionales, amantes a ultranza de las actividades acuáticas, tu caniche ha sido dotado por la naturaleza para desenvolverse con capacidad y destreza dentro del agua.

De hecho, el origen de esta raza se sitúa en Francia, donde los primeros ejemplares fueron adiestrados para asistir en las tareas de caza, especialmente de aves como faisanes, patos y gansos, ésto debido a la facilidad de desempeño en el agua o sus inmediaciones.

Con el tiempo los caniches se han convertido en el excepcional perro de compañía que es en la actualidad, siendo uno de los primeros en preferencias para quienes buscan mascotas dóciles, pequeñas y de gran sociabilidad.

Uno de los mitos más difundidos respecto de esta raza es su pertenencia – casi exclusiva – a la clase alta. Es un estereotipo bien conocido el de la señora elegante paseando su bien cuidado ejemplar de caniche por un exclusivo barrio de la ciudad.

Sin embargo, una de las numerosas virtudes de estos simpáticos animalitos es su facilidad de adaptación y, si bien requieren cuidados como cualquier mascota, éstos no son tantos como para que no pueda afrontarlos un presupuesto acotado.

Amigable con los niños de la familia y de carácter alegre y leal para con sus propietarios puede ser un excelente guardián, no ya por su tamaño (eso es obvio) sino porque se ocupará de dar aviso con persistentes ladridos, ante la menor actividad sospechosa en cercanías de la casa.

Fácil de llevar, asear y alimentar, si tienes un caniche en tu hogar o piensas en adoptar uno, descubrirás en él a un compañero ideal por su alegría, lealtad y simpleza en sus cuidados.

Etiquetas: , ,

Comments (4)

4 cuidados básicos de un caniche saludable

  • caniche

Pequeños, frágiles, tiernos. Así son los ejemplares de esta raza destinada a arrancar suspiros y sonrisas a su paso. Sin embargo no debes dejarte engañar. Contrariamente a lo que puedas juzgar por su tamaño, son perros increíblemente resistentes y sus cuidados son los propios de cualquier raza, sin mayores complicaciones ni particularidades.
Pero hay algunas cuestiones que debes atender prioritariamente:

  • Su hiperactividad, curiosidad y natural alegría, puede motivarlos a morder todo cuanto encuentren a su paso (ropa, muebles, cojines, etc.). Aunque sólo es un juego para ellos, debes educarlo para que no adopte el hábito y convivir con él no represente un problema. Lo más adecuado es proveerle de juguetes (los hay especialmente preparados con suplementos vitaminados o de fortaleza específica para sus delicados y pequeños dientes) y otros objetos para su uso exclusivo y en un sector determinado de la casa. Si lo logras desde pequeño, no tendrás que perseguirlo quitándole tus pertenencias de su boca.
  • Un sello indiscutible de identidad caniche es su pelaje. Extremadamente fino y delicado, requiere de cuidados casi diarios que no revisten mayores complicaciones pero que demandan constancia. El cepillado cotidiano, la eliminación de nudos y pelos sueltos, le hará lucir saludable y con un brillo especial. Asesórate con tu veterinario para que te recomiende un shampoo suave de Ph neutro para el adecuado mantenimiento del pelaje de tu caniche.
    • Corta a menudo sus uñas. Te sorprenderá cuán rápido crecen y lo punzantes que pueden ser. Especialmente si hay niños en la casa, debes atender a este punto a menudo pues en sus juegos pueden provocar alguna herida, menor, pero que puedes evitar con sólo revisar sus uñas con bastante frecuencia.
    • Sugerimos que busques asesoramiento en cuanto a su alimentación pues, si bien no son demasiado exigentes al respecto, una buena nutrición redundará en un pelaje brillante, dientes fuertes, buena contextura muscular y salud firme.
    Etiquetas: , , , , , ,

    Comments (34)